992231936 conexion@fijate.cl
Desinfección Total

En una eventual lesión que comprometa a los tejidos corporales y que la exposición de capas internas sea evidente, se está frente a una herida abierta; la cual tiene una inminente consecuencia de infección por patógenos. Ya sean virus, bacterias, hongos, etc., toda contaminación es adversa para la salud y el sistema inmunológico. Sin embargo, el cuerpo humano tiene un mecanismo de defensa ante esta situación.

Los neutrófilos, células móviles y de consistencia gelatinosa, atraviesan las paredes de los vasos sanguíneos, migrando hacia los tejidos, para ir al combate de patógenos que puedan contaminar las heridas antes mencionada.

Los neutrófilos emanan, en su ejercicio de contención de la infección, Ácido Hipocloroso (HOCl) como parte del mecanismo de defensa del Cuerpo Humano.

La historia humana se mezcló para encontrar el mismo elemento de desinfección, fuera del cuerpo humano, con características más combativas y estables en el tiempo.

Tanto la electrólisis de Faraday como las compresas de soluciones salinas de la Primera Guerra mundial, fueron los primeros pasos para generar Ácido Hipocloroso (HOCl) fuera del cuerpo humano.

En estos tiempos, las patentes de Ácido Hipocloroso coinciden en la obtención de Anolyte, producto que contiene HOCl neutro y estabilizado el cual logra mantenerse, por más de 9 meses, con sus características de fabricación, producción y envasado al 100%

La principal y más recurrente concentración de Partículas Por Millón (PPM) es de 500-ppm, en cualquiera de sus niveles de envasado. Esta centralización de partículas permite su dilución y múltiples aplicaciones, en variados campos del saneamiento.